La Actitud como acelerador del Cambio en las organizaciones

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp

By ALMUDENA MORENO

Por mi propia experiencia de vida y por lo que vivo diariamente con los procesos de coaching&mentoring, formaciones, etc  la Actitud es necesaria entrenarla, y requiere ser observada, para después rediseñarla y que se convierta en un acelerador hacia el cambio.

Las actitudes hay que entrenarlas y para ello antes es fundamental y cambio de mentalidad y así de este modo seremos más capaces de crear actitudes potenciadoras, actitudes ganadoras.

La actitud es como la potencia de un coche, ¿todo el mundo quiere potencia en sus coches verdad? Digamos que la actitud podría ser la potencia de nuestra esencia.

La Toma de conciencia lleva a la Acción y esta será equivalente a la Actitud que la persona le añada a esa Acción, si la Actitud de esta persona no esta lo suficientemente rediseñada, entrenada y potenciada muy probablemente la Acción o resultado se verá afectada por la Actitud.

Hay que crear una Mentalidad Pro-activa que genere una Actitud Pro-activa,

«“La actitud es la percepción o la forma de entender y de vivir una situación en la Vida”

Por eso la Actitud ante como reaccionamos, nos comportamos y actuamos en la vida representan más de un 85% y las Aptitudes un 15%

Lo que garantiza el éxito en los equipos y en las organizaciones es por lo tanto:

Re-activar, Impulsar, Empoderar las Actitudes de la persona como base imprescindible para garantizar el Cambio Efectivo en las Personas.

Por lo tanto podríamos decir la famosa frase de “La Actitud lo es Todo

Los 3 Pilares fundamentales en los que se apoya la Actitud.

1. La Actitud es Previa a la Acción y condiciona el Resultado de está.

2. Es interna y tiene que ver con la Percepción de la Persona (con sus creencias, miedos, patrones etc, se ve afectada por todo ello). Todo esto afecta a la Motivación de la persona y por lo tanto al Resultado.

3. Nos prepara para la Acción, es un Acelerador, nos impulsa a la Acción, nos da la Energía, es como un “Pulsar” y esto provoca acciones que dan como fruto resultados que es lo que se persigue en las “organizaciones”.

¿Cuáles son las Actitudes que la Empresa espera de sus equipos?

Por mi experiencia en muchos proyectos en los que he estado siento que se podrían organizar en 4 categorías:

1. La Actitud Pro-activa para cumplir las Tareas que corresponden por perfil.

2. La Actitud de alcanzar Objetivos.

3. La Actitud de Aportar Valor, de ser una personaResolutiva” que aporta “Soluciones” no solo por que resuelve incidencias, si no por que además aporta mejoras sobre lo que hace, aporta valor al equipo, esta pensando en “cómo resolver y mejorar un situación”.

4. La Actitud de marcar la Diferencia, la actitud de “destacar”.

Sin excluir la “Actitud 0” que es la que muchas personas lamentablemente se quedan y que es la más básica, “la actitud de hacer el acto de presencia”· “me pagan por ir a trabajar”·

Error grande. No, “te pagan por resolver situaciones y en la medida que seas más pro-activo, y más productivo serás más importante para la empresa.

Hay personas que piensan que les pagan por ir a trabajar, aunque parezca mentira esta creencia existe y se da en algunas personas en las empresas. Es cierto que es minoritaria pero hay que contar con ella. Y yo diría que cuando los equipos no están motivados esta actitud tóxica puede hacer mucho daño en cuanto se detecte que hay alguién que la esta reforzando.

Nosotros no entendemos trabajar la Actitud en los equipos sin hacer previamente ese trabajo de Rediseño Mental para entrenarla, rediseñarla y potenciarla y esto sólo se puede hacer si profundizamos en la parte Mental y Emocional de las personas, si no se trabaja la parte interna de las personas la actitud se queda lineal, básica, es como si fueran en “reserva” y así van tirando a nivel personal y por supuesto a nivel profesional.

Por lo tanto si la persona no quiere hacer un cambio da igual que le des herramientas, el conocimiento o incluso tengan el talento, su actitud derrotista, de queja, de víctima, hará que no se produzca el cambio, por que recuerda que «es su percepción errónea ante lo que está ocurriendo la que no la permite tomar conciencia y posicionarse en un actitud pro-activa” y si esto no se rediseña no se generará ningún cambio a nivel individual ni de equipo.

Ahora si entrenamos la Actitud, entonces si podemos conseguir despertar el Talento, la Motivación y acelerar el Cambio.
Si Rediseñamos esa Percepción Erronea y entrenamos la Mente y la Emocionalidad de los equipos, la persona inicia el proceso de Gestión al Cambio desde la base.

Somos lo que pensamos y creamos lo que pensamos y lo que estamos continuamente verbalizando, y esto es el alimento de una Actitud Ganadora, Empoderada y no de una Actitud Re-activa, dónde solo hay queja y las responsabilidades son de otros.

LinkedIn
Twitter
Facebook
WhatsApp

Deja un comentario